El camino de un autodidacta

Escrito por Angel Alemany – WordPress Developer

Quiero compartir mi experiencia sobre cómo aprendí a programar y tener un trabajo profesional en una empresa de software (Girolabs) sin haber ido a la universidad, de manera autodidacta.

Espero que esto sea un gran aporte para que vos creas que realmente la universidad no es la única opción y que hay otras alternativas gracias a Internet.

Cuando estaba en la escuela, al salir, mis compañeros iban a jugar fútbol. Yo tenía que volver a casa para cuidar a mi madre que tiene un cuadro complejo de enfermedades mentales y necesita estar bajo cuidado.

Mi padre trabajaba todos los días para costear los tratamientos y mantener a la familia.

Cuando mi hermano cuidaba a mi madre, yo trabajaba como empaquetador en un supermercado para apoyar económicamente en la casa.

Los días que me tocaban a mí cuidar a mi madre, sólo podía hacer cosas dentro de la casa, así que administraba comunidades en Facebook, todo desde mi celular. La más popular se llamaba “Helado Oscuro”, que empezó a crecer con seguidores de distintos países gracias a historias de terror que escribía. Con el tiempo, comencé a ganar mis primeros dólares vendiendo pautas de publicidad y a través de Google Adsense.

A los 18 años compré mi primera computadora. Con eso, la calidad de mis contenidos mejoraron y los ingresos aumentaron.

Ganar dinero por internet ayudaba a mi padre con los gastos de la casa al mismo tiempo que cuidaba a mi madre; era el tipo de trabajo perfecto para mi situación.

Con el tiempo, las políticas de contenido de Facebook se endurecieron, los alcances bajaron y monetizar en esta plataforma dejó de ser rentable.

Como mis ingresos se redujeron significativamente, tenía que buscar otras alternativas para poder seguir trabajando desde casa y ayudar a mi familia.

Los obstáculos a superar

Comencé a trabajar de forma freelance ofreciendo servicios de redacción, edición de videos, diseño gráfico, campañas publicitarias y administración de páginas con WordPress.

Para especializarme, tomé cursos online de diseño y marketing pensando que iba a ser un plus, pero la competencia era tan fuerte que no quedaba otra más que bajar los valores de mis servicios.

Postulé  a ofertas laborales de diseño o marketing, incluso siendo puestos presenciales pero, como no tenía un título universitario, para las empresas no era un «candidato calificado».

Estudiar en la universidad no era posible, porque en ese tiempo mi hermano mayor se fue de la casa y yo no tenía más opción que quedarme a cuidar a mi madre.

autodidacta

¿Cuando aprendí a programar de manera autodidacta?

Un día, necesitaba posicionar una página web para que aparezca entre los primeros resultados de búsqueda, y para lograrlo, la solución era comprar un «tema» de WordPress que costaba 300 euros al año.

Como no podía pagarlo, pensé en otras alternativas hasta que al final me dije: «si al final todo es código ¿Por qué no hacerlo yo mismo?»

El inicio de mi carrera en programación

Me metí de lleno al mundo del desarrollo web, aprendiendo HTML, CSS y JavaScript para luego sumergirme en temas más complejos como Frontend y Backend.

Ser programador web se convirtió en mi nueva meta. Estudiaba 6 horas al día en cursos gratuitos de diferentes plataformas, aprovechaba todas las oportunidades que se me presentaban. 

Unas de esas oportunidades fue un programa de cursos de tecnología en Coursera que lanzó el Gobierno; me inscribí, me dieron la beca, estudié sin parar durante los tres meses que duró y me certifiqué en alrededor de 12 cursos.

Con mi experiencia y los nuevos conocimientos adquiridos, decidí retomar con la búsqueda laboral, trabajé en mi marca personal, optimicé mi perfil de LinkedIn, armé un portafolio con mis proyectos y retomé con la búsqueda laboral confiando que las cosas serán distintas.

¿Cómo llegué a Girolabs?

Cuando postulé en Girolabs, desde la primera entrevista noté que era una empresa diferente. En vez de preguntar sobre mi formación, se interesaron sobre mi experiencia freelance y mis habilidades.

Hasta el día de hoy, sigo aprendiendo herramientas que me sirven para proyectos en Girolabs, es increíble la cantidad de cosas que podés aprender y creo firmemente que el acceso a Internet debe ser un derecho y estar al alcance de todos.

Si tenés acceso a internet, podés considerarte privilegiado.

Si querés aprender algo que te apasiona, no hace falta seguir esperando. Basta con buscar en Google y elegir entre las miles de alternativas para comenzar.

Girolabs siempre está abierto a recibir talento joven. Tengas o no un título universitario, podés enviar tu portafolio o curriculum a talento@girolabs.comBasta con tener actitud y ganas de aprender.

WhatsApp WhatsAppeanos