Desafiando el modelo tradicional empresarial

Escrito por Rodrigo Valdez – Director Ejecutivo

Pitch en día B

Hoy existe un gran avance en industrias, ciencias, tecnologías, pero ¿cuánto hemos avanzado con la cultura organizacional de empresas?

Hace 8 años, tuve mi primera experiencia laboral en una empresa de tecnología, estaba contento por la oportunidad y aprendí mucho de ellos. Sin embargo sentía que algo me faltaba, no entendía porque tenía que cumplir un horario y tener que marcar mi entrada a las 7 a.m. Seamos realistas, no somos productivos gran parte del horario laboral.

Además no entendía el secretismo entre los jefes con los empleados, nunca sabíamos exactamente lo que estaba pasando en la empresa y eso generaba desconfianza en el ambiente laboral.

Después de  las 6 de la tarde no sabía la vida de mis compañeros,era como vivir en dos mundos. 

Con el tiempo comencé a preguntarme ¿Cómo sería una empresa con una cultura organizacional diferente? 

Por eso iniciamos Girolabs, una empresa tecnológica donde nos dedicamos a desarrollar aplicaciones móviles, páginas web y otras soluciones tecnológicas. 

Como empresa de tecnología en la cuarta revolución industrial, el mundo del conocimiento y de la creatividad. El activo más importante son las personas, la mitad de nuestras vidas la pasamos en el trabajo y como empresa tenemos la responsabilidad de preocuparnos del bienestar de nuestro equipo.

Por eso todas nuestras reuniones de equipo comienzan con nuestra vida personal, las anécdotas del día a día, por último nuestro estado de ánimo para afrontar el día y después de eso pasamos al trabajo. 

Para incentivar la creatividad, unos de los pilares más importantes en Girolabs, creamos Giroday un espacio mensual donde soñamos juntos la empresa en la cual queremos trabajar.

Otro clásico que ocurre en las empresas, ofrecen vacantes para junior con experiencia de senior, para eso tenemos un programa de pasantías donde invertimos en estudiantes universitarios y autodidactas que hoy es una tendencia.

El trabajo remoto vino para quedarse, Angel trabaja home office con nosotros , vive a 2 horas de Asunción y debe cuidar a su mamá que tiene una enfermedad que necesita supervisión la mayor parte del día. 

El trabajo remoto nos permitió mejorar la calidad de vida reduciendo nuestra huella de carbono produciendo software de calidad para el mundo desde nuestras casas.

El trabajo remoto no  tiene que ver con la herramienta tecnológica que utilizamos, tiene que ver con la confianza, en un equipo comprometido con el propósito de la empresa y con sus compañeros de trabajo al cual no solo conoce sino también es su partner. 

La confianza se gana con la transparencia, compartiendo todo, sin secretos, nuestros estados comerciales, financieros con el equipo así como nuestros logros y fracasos, porque todos estamos en este mismo barco.

Aprendimos que las personas no solo trabajan por dinero, sino también por aportar su granito de arena al mundo. Al igual que la familia, las empresas son la base de nuestra sociedad para generar nuevos hábitos sustentables, personas honestas y comprometidas con el desarrollo social de nuestro país.

Estoy muy contento de que después de 8 años de Girolabs, hemos entregado más de 400 proyectos de tecnología tanto nacionales e internacionales de calidad mundial.

Hoy nuestros clientes nos eligen por nuestro portafolio con las mejores aplicaciones y plataformas e-commerce del mercado que avalan nuestro trabajo. Pero nos eligen de nuevo o nos recomiendan por nuestra metodología ágil, por la cercanía del equipo humano y la pasión de nuestro trabajo.

El 50% de nuestros clientes son empresas y organizaciones sociales. Además donamos nuestros servicios a iniciativas no tienen recursos para adquirir servicios de desarrollo de software. 

Todo lo que estamos logrando es gracias al equipo de Girolabs, que hoy está cambiando nuestra sociedad escribiendo líneas código.

WhatsApp WhatsAppeanos